Qigong en el ojo del huracán

The_Eye_Of_Hurricane_18Escribo esto un rato después de una sesión muy potente que termina de abrir el curso de forma gloriosa. Una repentina granizada de fin de verano, un minimonzón refrescante, ha cedido un rato, justo para dejar hueco a la clase al aire libre, y conforme escribo estas líneas reanuda su marcha con más lluvia y viento.

Canta la lluvia y rugen los truenos, y conforme vuelven a arreciar tapan el rumor ansioso del tráfico lejano que rodea el pueblo evitando una rambla cuya existencia quiso negar un ayuntamiento, hay que decir que con poca obediencia por parte del agua. Y es que no se puede ser soberbio al negociar con los elementos.

Zhan Zhuang 04El agua, en el wuxing, se relaciona con el riñón, que moviliza el (chi) y almacena la esencia o Jing, tal como la base de la espalda se considera base mecánica del cuerpo, en pilates y cualquier otra disciplina que tenga en cuenta la biomecánica más básica, como cuestión anatómica.

El Zhan Zhuang es un capítulo importante en el libro del qigong o chikung, que además de la estructura y otras cosas desarrolla la sensibilidad, interna y externa. Y ya hemos dicho alguna vez que sentimos en base a contrastes. Por ello desde el principio hay que tener en cuenta la “energía” percibida en el entorno. Como el frescor ambiental en contraste con el calor que emanamos: algo especial cuando llegamos a sentir ese pequeño espacio de aire donde se mezclan, ampliando lo que creíamos que era la frontera de nuestro cuerpo.

Rayos en Murcia

Foto real de la tormenta de ayer en Murcia, gracias a Paqui Nadal

La relación con un entorno “cargado”, acelerado, dada nuestra tendencia a contagiarnos de las prisas y otras cosas, sobre todo de los humanos que nos rodean, es manejable cuando se tiene ya cierto trabajo hecho. Pero para cualquier principiante es interesante aprovechar un entorno con mucho movimiento y cambios pero en el que sea más fácil relajarse (mis alumnos “de interior” ya conocen el uso al respecto que le doy a la música). Aprendemos a ser un eje alrededor de lo que todo gira. El eje, la raíz de una acción, nunca se mueve.

Por ejemplo, después de la tempestad, como hoy, tras una breve granizada, con el cielo cubierto y rugiendo aún, el olor a lluvia y tierra mojada, el trajín de la gente en coche, despistada como hormigas tras el chaparrón…

… y en el centro, como en el ojo del huracán, sólo un árbol paciente
respirando con todo su ser.

autumn-red-leaved-tree

 

Firme pero no tieso; suave pero no fofo

Hoy os traigo mi traducción algo libre de un artículo escrito por Chen Zhonghua y publicado en su página web, aquí.

La interpretación de muchos conceptos habituales en el taichi chuan a menudo es algo delicada por varias razones. La primera y obvia es la gran diferencia de idioma y contexto cultural. Podemos usar un diccionario pero a veces se hace difícil elegir una acepción. La explicación en perfecto inglés de un maestro chino nos facilita bastante las cosas en este sentido.

"Duro pero no rígido" "Suave pero no flojo"

“Duro pero no rígido,
suave pero no flojo”

Por otro lado, el problema de la traducción se añade a los que puede tener cualquier practicante en cualquier parte, aun en China. Como cualquier disciplina que necesite cierta iniciación, los poemas, dichos y “refranes” del taichi se interpretarán de forma diferente entre ajenos y practicantes, y entre practicantes según las escuelas. Pero hay conceptos de base que son “troncales” y han de ser comunes porque son los que definen la propia disciplina. Sí puede pasar, no obstante, que conceptos comunes se nombren -y no solo se expliquen- de forma diferente, con lo que la confusión está servida. Solo se puede salir de dudas mediante la práctica guiada: hay cosas que de palabra son imposibles de comprender por muy listo que uno sea. Quizá puedan entenderse, pero no ejercerse. Puedes saber cómo se hace pero no saber hacerlo (hablamos de habilidades finas y complejas). Es fácil entender cómo se lanza un dardo, pero tener puntería es algo más complicado de adquirir.

Al igual que intento explicar frecuentemente que serio no es sinónimo de aburrido, ni divertido lo es de informal, Chen Zhonghua nos aclara un par de conceptos básicos de posible confusión. A ver qué os parece. Y como a él no le parece mal que publique los artículos así traducidos, espero colgar otros:

“HARD1 BUT NO STIFF2; SOFT3 BUT NOT COLLAPSED4

por Chen Zhonghua el 29/12/2012

Palabras clave:
“Ying er bu jiang”. Duro pero no rígido. Este es un concepto del Método Práctico del Estilo Chen.
“Song er bu xie”. Blando pero no flojo. Es un concepto comúnmente usado en taijiquan.

Chen Zhonghua with Richard Johnson

Chen Zhonghua con Richard Johnson

Cuando le pregunté por el concepto de “suave pero no flojo”, Hong sonrió y me pidió que le tocase. Le toqué el antebrazo. Estaba duro, más duro que cualquier antebrazo que hubiera tocado antes. Entonces me dijo “¡empuja!”. Sentí que su antebrazo no estaba ahí cuando lo empujé. Un profesor canadiense que estudiaba taijiquan se encontró con Hong a finales de los 90 y contó lo mismo. Dijo que el brazo de del Gran Maestro Hong era de puro acero. El G. M. Li Enjui sintió lo mismo.

Tal como yo lo tomo, el G. M. Hong me pidió que le sintiera de dos formas diferentes por una razón. Quería que supiera que el antebrazo en sí mismo está duro y aun así el movimiento o la acción del antebrazo no son duros. “Blando” es sólo una ilusión que sentí debido a su habilidad en el movimiento. Sólo cuando estas dos cosas (objeto duro y movimientos suaves) se coordinan correctamente surgirá la energía especial del taiji llamada “jin”.

Aquellos que no entienden esto, que no han llegado a ese nivel y que no han tocado personalmente (no han trabajado con contacto físico real) a los que sí tienen esa habilidad, tendrán la ilusión de “suavidad sin derrumbarse”. Esta ilusión no es buena ni mala, es sólo una sensación y una experiencia o descripción. No es lo que realmente pasa en taiji. En el aprendizaje real del taijiquan, en su práctica, requisitos de movimiento, métodos de aprendizaje y procedimientos de acción real, el taiji debería ser “duro pero no tieso”. Esto es muy difícil de aceptar para aquellos que no buscan taiji de verdad.

Los que buscan taiji real son los que han peleado en una Leitai real (un foro tradicional de competición), que han peleado en la calle, y los que pelearon por sus vidas. No son los que “juegan al taichi” entre amigos. Es importante notar que aunque los amigos de uno “luchen por sus vidas o de verdad”, no cuenta [como experiencia propia].

Hong Junsheng and Chen Zhonghua

Hong Junsheng y Chen Zhonghua

Cada parte del cuerpo debe entrenarse hasta endurecerse para tener verdadero gongfu. Song (relajado, suelto) y Róu (suave, flexible, blando) son conceptos superficiales que no se pueden mezclar con el gongfu del taiji. Cuando te ponen una inyección, algunas enfermeras habilidosas pueden darte la sensación de que el pinchazo no duele nada. Eso se debe a la habilidad de la enfermera poniendo inyecciones. ¡No es porque la enfermera use agujas más blandas! Juzgamos a una persona mayor (normalmente cuando la enfermedad no es un factor) por su densidad ósea. Si un anciano de ochenta años tiene la densidad ósea de un hombre de 40, decimos que esa persona es saludable, no al revés. ¡Sólo en taijiquan (del tipo que no promovemos aquí) se pide a personas de 20 años que imiten los movimientos de los viejos!

Notas de la traducción:
1- “HARD” puede traducirse sin problemas como “duro” a pesar de la polisemia en los dos idiomas. obviamente no nos referiremos a la resistencia al rayado como cuando hablamos de materiales. Ying, el concepto original en chino, tiene el matiz de “firme”
2- “STIFF”, jiang en chino, puede traducirse como “tieso” y “rígido”, por eso he hecho ambas cosas. jiang Puede significar también estancado o anquilosado.
3- “SOFT” más que suave, tiene la connotación de “blando” que tienen los peluches (soft toys), y así lo he dejado. “Smooth” sí es más propiamente “suave” en el sentido en que un melocotón lo es al tacto aunque sea turgente, o cualquier superficie lisa aunque sea rígida.
4- “COLLAPSEd” (derrumbado) es como CZH traduce “Xie” (flojo, laxo…) para dejar claro que se refiere a falta de estructura. Como una tienda de campaña mal tensada.

Comenzamos curso 2014-2015

Esperamos que hayáis pasado un buen verano, y que mantengáis buen ánimo y ganas de colaborar en las actividades del nuevo curso. Pronto añadiré un calendario en esta página para tenerlo todo a la vista, sobre todo los talleres o actos puntuales. Los grupos y clases que se van cerrando las podéis desde ya consultar aquí.

Cantera publicidadGracias de nuevo y siempre a la Asociación Cultural La Cantera y al resto de centros y personas colaboradoras, incluidos vosotros y los que estén por venir.

¡Espero veros pronto y que podamos hacer cosas interesantes!

Poderes mágicos normales I: Lectura de pensamiento

PEROGRULLER  ALERT

PEROGRULLER ALERT

Llega el otoño y con él la recolección de conclusiones de lo sembrado en el desparrame veraniego (la retracción del elemento metal)… si a alguien le apetece reflexionar sobre lo que hizo. Pronto empieza el curso, y se retoman las clases regulares, y me dispongo a ser un poco más positivo, que no todo puede ser despotricar.

También iba tocando seguir aclarando el porqué de este blog, de su título, y las razones de que sea tan puntilloso con ciertas cosas.

Pues como no te muevas te vas a hinchar...

Pues como no te muevas te vas a hinchar

¿Por qué meterme tanto con corrientes que incentivan el optimismo, el empoderamiento personal y todo eso? No suena tan mal. Soy así de antipático, pero ¿es eso acaso lo que hacen realmente?

En cierto modo buscar poderes mágicos teniendo ya los que tenemos es evadirse de la responsabilidad de hacer las cosas. Y lo mejor es que si luego no consigues lo esperado ¡la culpa es tuya porque no fuiste suficientemente positivo -o lo que sea! Como negocio desde luego es perfecto, no se admiten reclamaciones y uno hasta se siente culpable si cree que debiera presentar una. La religión organizada de toda la vida, solo que ahora sin cabeza, lo que puede ser peor aún.

Pero vamos a lo positivo, como decíamos: ¿De qué estoy hablando? ¿Qué poderes son esos que tenemos? Bien, es sentido amplio, y por definición, son todo lo que puedes hacer ahora mismo. Probablemente puedas rascarte un pie. Si efectivamente puedes y te parece poca cosa, recuerda si alguna vez te ha picado bajo una escayola, o imagina no tener pie. Ciertamente no somos nada objetivos en este asunto, y sólo percibimos y comprendemos por comparación. Así, la riqueza o el poder se miden no por “cuánto”, sino por “cuánto más”. Aquí llenamos piscinas mientras que en otros sitios uno lo daría todo por un litro de agua turbia.

El valor de mis poderes depende pues del contexto, ¿y de qué más? ¿Depende del uso y ejercicio que les dé o eso debe ir implícito en la definición? Porque podemos hacer muchas cosas interesantes e incluso necesarias que no hacemos.

Pero vamos al asunto. Por empezar con alguno, este es uno de tus superpoderes:


LECTURA DEL PENSAMIENTO
telepathy

No diré telepatía porque eso en su definición incluye “sin intervención de agentes físicos conocidos”, y aunque uno saque mucha información sólo de la forma de mirar o moverse de otro, la vista implica agentes físicos bien conocidos.

Ya he escrito alguna vez que uno de los poderes con que demasiada gente fantasea, el de saber qué piensan las personas a nuestro alrededor, es algo tan simple que no me da pereza regalarlo. Hay algo al menos que ya sabemos.

Independientemente de su historia particular, tanto un jefe retorcido, como un niño enrabietado, un amigo que niega con la cabeza sonriendo, un tipo que refunfuña andando solo por la calle (o en un blog), todos los conductores iracundos del planeta… quizá demasiado a menudo a todos nos anida lo mismo en la cabeza: que tenemos razón. Muchas cosas en nuestro pensamiento y comportamiento parecen fundamentarse en esto.

Y, por supuesto, a la hora de racionalizarlo, lo común es que vayamos derechos a la acepción de “razón” numerada con el siete en el diccionario de la RAE: “Justicia, rectitud en las operaciones, o derecho para ejecutarlas“, y no tanto al “acto de discurrir”.

discrepanciaPor mi parte creo que la razón debería ser para razonar -como un productivo juego en el que pierde quien se toma demasiado en serio-, no para construir un castillo inamovible y defenderlo ciegamente. La lógica no necesita tanto ser defendida o salvada, como ejercida. Eso de ceder casi siempre lo aplicamos en un solo sentido: nadie negará que suele darse un sesgo a la hora de decidir entre la idea de uno mismo y una ajena. Pero si mi idea honestamente me parece más acertada, ¿no habré de defenderla? Entonces, ¿cuándo parapetarme ante un ataque y cuándo no? ¿Dónde poner el límite?

Hay quien ha propuesto que no hay por qué ponerlo en ninguna parte: no importa si las ideas son tuyas o mías, importa si cuadran con el funcionamiento de las cosas o no. Uno puede tener que defenderse de acciones nacidas de creencias, pero ni la gravedad ni sus leyes, por ejemplo, tienen nada personal contra ti y más vale negociar con ellas que negarlas. Conseguir algo de certeza en otros campos se hace mucho más difícil.

Pero lo que está claro sin discusión es que con muy poco podemos saber más de lo que creemos. ¡Si hasta podemos leer el lenguaje gestual de un coche! Por el rabillo del ojo y sin ver al conductor se nota si ese que viene por la rotonda se te cruzará de carril de mala manera. Tras lustros de navegar rotondas, puedes verlos venir a la legua.

Esa lectura puede entrenarse hasta límites sorprendentes, los echacartas(,) psicópatas y meditadores pueden adquirir buen ojo para eso, aunque sea por diferentes razones y motivaciones.

La gracia es que ese superpoder, desde otro punto de vista, puede (y a veces debe) considerarse un defecto.

Al interpretar el pensamiento de otros tendemos a realizar juicios repentinos sobre los demás, creyendo saber lo que el otro siente o piensa, sin tener ninguna duda al respecto y actuando en consecuencia. En base a ello su pensamiento interpreta, a la vez que se hacen presunciones sobre cómo reacciona la gente ante las cosas que le rodean y particularmente cómo están reaccionando los demás ante uno mismo: por ejemplo: “Los demás piensan que lo que yo digo no merece la pena” […] “No voy a llamarle para salir porque sé que me dirá que no”… La atribución de la evaluación negativa se hace sin presentar dudas ni evidencias y se reacciona ante estos pensamientos como si fuera un hecho real, seguro y totalmente cierto. Se tiende a adivinar lo que piensan los demás sin tener ninguna base que lo justifique y generalmente se hace de forma muy negativa y totalmente equivocada, anticipando y respondiendo en función de nuestra propia interpretación.

También existe la posibilidad de leer a favor de uno y pensar, por ejemplo, que alguien se muestra muy interesado por lo que decimos, porque nos mira fijamente sin casi pestañear… cuando en realidad no está entendiendo nada o no se atreve a decirnos que necesita ir al lavabo.

   Sea la situación que sea, mejor es obtener información de nuestro interlocutor preguntándole directamente y así contrastar con lo que nosotros pensamos. Nos evitaremos crear espejismos.

(Art. completo aquí)

Gran poder conlleva gran responsabilidad, ya nos avisó Spiderman. Y los cuentos tradicionales, y las escuelas alquímicas de aquí y allá… todas nos dicen que la magia SIEMPRE tiene un precio. La Naturaleza no da duros a cuatro pesetas.

¿El lado positivo, entonces? Este superpoder en concreto funciona si pagas el precio correspondiente, es decir siempre que se empiece por mirar de frente y sin tapujos a los propios sesgos y roles, si no, todo serán solamente prejuicios, útiles pero poco fiables y nada creativos. Es mucho más fácil entender lo que hacen otros si entiendes por qué haces tú lo que haces.

Imagina que te ofrecen el poder de ver a través de la ropa (y supongamos que te interesa tenerlo), pero con la condición de ir siempre desnudo. ¿Saldrías? Piénsatelo.

 manolito-confianza(Ver “Poderes mágicos normales II: Viajar en el tiempo“)