Acción vs. ilusión (III de III)

(Leer parte Iparte II)
café mágicoEste post en tres partes empezaba marcando diferencias entre la manera de ver el mundo de aqui y la oriental, en especial desde el taoísmo más “terrenal”. Esto es importante si se quieren utilizar esas cosas sin malinterpretarlas a través de nuestro prisma occidental, si lo que buscamos es sacarles algo real en lugar de sólo darle un barniz a nuestras pretensiones superficiales de “espiritualidad”.

He acotado desde la negación, porque como decíamos, necesariamente definir algo implica dejar cosas fuera y otras dentro. Y nadie limpia las ventanas sin buscar activamente las manchas. Luego mira por ellas para ver el resultado y, si lo ha hecho bien, este debe ser el de no ver los cristales, sino a través. En fin, toca ser constructivo. Es decir, ¿para qué todo esto?…

Acabé diciendo ¡aquí es donde empieza la magia!”  Y bien, ¿por qué?

Porque cuando se miran estas diferentes formas de conocimiento sobre un asunto contruth view coherencia, no se genera una idea contradictoria para cada conveniencia, sino una sola amplia visión gracias a la multitud de referencias que se apoyan entre sí. Una visión siempre mejorable desde varios frentes de investigación, pero por eso mismo cada vez más amplia, más coherente y más certera.

A los enamorados de lo oriental como el Sr. Ye lo estaba de los dragones les invitaba a entender de forma coherente el taijitu. Un ejemplo maravilloso de lo acertada que puede ser la intuición del taoísmo más básico sería este, donde una vez más el gran Feynman nos echa una mano.

Otra cosa a favor del taoísmo es que no ataca la idea de libertad/autonomía porque no te quita nada tuyo.

Cuando ya entiendo realmente el proceso de elaborar cerveza del que hablábamos aquí, puedo trascender el método de ensayo y error, y hacerla a mi gusto o aprovechando los ingredientes a mi disposición. Esta trascendencia es algo muy nuestro como humanos, y hace peligrar la posición de los mercaderes de promesas espirituales, que por ello atacan cuanto pueden esta forma de conocimiento.

Que no te vendanDe modo análogo al de la cerveza, si sabes cómo funcionas tú, puedes hackear (en el correcto sentido de usar y compartir el conocimiento, la inteligencia y el ingenio para extender capacidades) tu desarrollo de forma autónoma, lo que viene a ser hacerte responsable. Y no es necesario conocer todos los mecanismos: simplemente yo sé que si no duermo luego tendré sueño. Sí me conviene comunicarme constantemente con personas que saben más que yo, cada uno de lo suyo. Por eso es autónomo, no independiente, y en justicia debes compartir tu logros, calibrándolos además al hacerlo.

De modo que sí, entender las necesarias reglas del juego. Surfearlas si quieres. Pero un surfero “monta” la ola, no deja de reconocer su grandeza, no se cree superior a ella. Y más le vale no subestimarla, porque perderá. Hay que surfear la realidad tal como es, cocinar con los ingredientes que tienes, no con los que desearías tener.cubo-de-rubik-en-2-pasos

“Resolver” el cubo de rubik desmontándolo, o cambiándole las pegatinas, vale solo si el objetivo es verlo acabado. ¿Pero sería ese el objetivo en ese caso?. Hay técnicas para resolver el cubo. Y son mas difíciles de aprender que lo de las pegatinas. Pero es lo que hay si quieres el beneficio. La “magia” siempre tiene su precio.

Hay que saber hacer caso a profesionales para hacer ciertas cosas bien, claro. Pero no es que mientras no vayas al psicólogo no estés teniendo vida psicológica, o que mientras no vayas al nutricionista no tengas dieta, o que no puedas cambiar una rueda sin llamar al servicio de atención en carretera. De una u otra forma, vives sin ellos la mayor parte del tiempo. Y si no es así, si para todo cuentas en todo momento con las instrucciones precisas de otra persona, tienes un problema.

No quiero ni necesito pues convencerte de que tomes el poder, de que decidas por ti mismo y todo eso. Sólo te digo que te guste o no, de una u otra forma, ya lo estás haciendo. Y aunque trabajes en equipo, tu parte de la tarea seguirá siendo tuya.

En la visión ecuánime del taoísmo práctico, como de la ciencia, se renuncia al orgullo de creerte más que el propio cosmos, a cambio puedes tener el gozo de reconocerte parte. Pero no es más dulce que el té solo: hay que aprender a sacarle el gusto.

Lo que hagas con eso, cómo te hagas responsable del uso de esas herramientas, te enfrenta a otra vuelta de tuerca.
Gildarts_starts_a_new_journey

Coordenadas

Si un día quedamos para tomar algo, necesitamos saber ciertas coordenadas. Un lugar en el espacio y el tiempo para coincidir. No basta con desear verse, hay una realidad a la que ajustarse.

truth view

Alguno habrá que diga que realmente es una pirámide solo porque él lo dice…

Quedamos en la calle X, pero la calle X es muy larga. Así que añadimos “a la salida de metro tal”. Otro diría “frente a la tienda cual”. O bien “donde se cruza con la calle Y”. Todas esas referencias son ciertas. Y todas juntas me dejan más tranquilo de que no me voy a confundir de sitio.

Además, necesitamos una hora. Tú puedes tener apuntado “en calle X con Y, a las 20h”, y yo “frente a metro Tal a las ocho de la tarde”, y no tendríamos problemas para coincidir, pese a parecer informaciones diferentes. No lo son en este caso, son solo formas diferentes de decir lo mismo.

Ahora bien, si no nos llegamos a ver, puede que tuviéramos datos diferentes, o que uno de los dos -o ambos- los hayamos interpretado mal. Da igual lo convencidos que estuviéramos: nos hemos equivocado y no hemos conseguido el objetivo. Estar convencido de estar en lo cierto no sirve de nada por sí mismo: de ser así no existirían los errores y siento deciros que existen.

Incluso es posible que ambos compartamos el mismo error y sí que nos encontremos, y nunca nos demos cuenta de que partíamos de un error. Hasta que invitemos un tercero, quizá, y le dejemos tirado al pobre, que no entenderá nada cuando le digamos que le estuvimos esperando…

Contrasta siempre las pruebas

Contrasta siempre las pruebas

 

El taichi es un regalo: forma y envoltorio

Hoy te propongo imaginar un poco. Por un momento eres un extraterrestre que viene a caer a la tierra por accidente, y un día, investigando para entender a los humanos, busca “regalo” en Google. Mira, mira, búscalo, o directamente pincha aquí. Te espero.
idee-cadeauBien, pues está clarísimo, ¿no? Es unánime, ya busques “regalo”, “cadeau”, “gift”, “Geschenk” o incluso en chino: un regalo es una caja con un lazo.

Pues bien, esa es la idea que se queda nuestro extraterrestre.

Investigando más, descubre luego que hay muchas variantes: uno puede hacerse experto en tipos de lazo o en papel de colores. Es “todo un mundo” -como el vino o como cualquier cosa.

reglo o noPero más tarde, como siempre que uno se fija un poco, descubre que hay más. Descubre que el valor del regalo es algo más de lo que fue su primera impresión, hay algo más, hay más niveles ahí. Un conocimiento más profundo le lleva a reparar en que es también algo simbólico que se hace entre particulares más o menos habitualmente, en afectuosos momentos conmemorativos. Así el regalo tiene también un significado más allá de lo material. Hay todo un constructo de correspondencia y reconocimiento entre personas, un protocolo, un ritual…

Con esto y otras consideraciones, empieza a estar seguro de que los intríngulis del asunto (simbólicos, sociales, antropológicos, etc) ya no eran un secreto para él. Después de todo, era muy inteligente y se fijaba mucho.

Cuando volvió a su planeta informó con detalle de todo lo que sabía sobre esas curiosas cajas con lazos, y así le alabaron como el perspicaz explorador que era, ya que les había llevado, sobre esta y otras materias, un conocimiento cierto de los asuntos humanos.

En su segundo viaje, subvencionado gracias a la fama adquirida, descubrió maravillado que se podían abrir... "¡Qué linda bolsa! -dijo- ¿Quién hubiera sospechado que en el fondo un regalo era una bolsita?"

En su segundo viaje, subvencionado gracias a la fama adquirida, descubrió maravillado que se podían abrir…
“¡Qué linda bolsa! -dijo- ¿Quién hubiera sospechado que en el fondo un regalo era una bolsita?”

 

Taller Práctico “La Sensibilidad en el Taichi”

Mientras se determinan grupos y horarios en centros diversos, arrancamos el curso abriendo boca con este taller, para aclarar las dudas de los indecisos y ampliar la mirada de los practicantes, así como proporcionar recursos a los docentes.

Veremos principalmente ejercicios prácticos y juegos de propiocepción y hápticos para interiorizar los principios.

Interesante tanto para introducirse y saber de qué va el taichi, así como para los ya iniciados de cualquier nivel.

Preguntad lo que creáis oportuno aquí mismo, y si queréis pasadlo a quien creáis que puede interesar, ¡gracias, os espero!

(Se ruega confirmación: por mail a miguel@magianormal.com o whatsapp al 666 628 759)
taller sensibilidadPara que lo podáis compartir a gusto si os gusta el Facebook:
https://www.facebook.com/events/1490388287950788/