La ilusión del yo

¿Qué puede decirse del encuentro entre la Ciencia y el Zen? Habría muchas preguntas en las que profundizar y muchos autores que revisar si se quiere, algunos nombrados en el vídeo. Pero con todo aquí tenéis, de forma muy resumida pero clara, una aproximación neurocientífica a un tema recurrente en filosofía (parece largo, pero la charla va de 5′ a 25′):

Si tienes interés por la filosofía oriental y has leído textos originales habrás reconocido muchas cuestiones como la impermanencia, el apego, la identificación con las formas, el albedrío y el condicionamiento…

Me refiero a textos originales en contraposición a muy sesgadas -cuando no directamente inventadas- relecturas occidentales modernas, que suelen ser relatos comerciales occidentales y recientes, con un tinte de antigüedad asiática como envoltorio de venta.

El propio Dalai Lama, en su libro “el Universo en una mota de polvo” dice que ningún budista serio debería dejar de confiar en la ciencia, pues comparten la base de que la naturaleza tiene la última palabra siempre; sólo hay que observarla y quitarse de en medio en lo posible. ¿Cómo entonces las corrientes que se hacen llamar espirituales de moda reniegan de la ciencia y se declaran a la vez afines a los principios budistas? Supongo que para eso ha de tenerse algún principio.

Deja un comentario si lo deseas