Tuishou en Murcia

yijuanjoTengo el gusto de convocar a todos los practicantes de Taichi Chuan y artes marciales en general a los próximos encuentros abiertos y gratuitos de Tuishou (empuje de manos), a celebrar cada segundo domingo de mes en el Jardín del Malecón, en Murcia.

Tanto si quieres empezar como si quieres profundizar, jugaremos y aprenderemos juntos de esta práctica imprescindible en el taijiquan. Evento en Facebook aquí, con toda la información. Os animo a difundirlo entre todos los que puedan estar interesados.

El siguiente será el 17 de abril, de 11:00 a 13:00 horas. El segundo fin de semana estaremos con el maestro Manolo Mazón y los que quieran venir en este seminario, para el que podéis prepararos conmigo si lo queréis aprovechar al máximo:

A través de diferentes métodos en parejas (Tui Shou aplicado) iremos comprendiendo los movimientos más característicos que se hacen en el Tai Chi Chuan (látigo simple, cepillar la rodilla, tocad el laúd, etc.), también aprenderemos algunas posibles aplicaciones de estos movimientos, lo que nos ayudará a dar sentido a las formas que practicamos, sea cual sea el estilo que trabajemos.

El trabajo en parejas en el Tai Chi Chuan es imprescindible para su comprensión y profundización. El trabajo en parejas se convierte en el banco de pruebas donde poner en práctica lo aprendido en nuestro trabajo individual, de tal manera que cada uno se enriquece del otro, terminando de formar el círculo del Tai Chi. Dicen los clásicos: “Haz la forma como si estuvieras haciendo Tui Shou y haz Tui Shou como si estuvieras haciendo la forma”

(Un vídeo corto y otro más sobre lo que hacemos en estos talleres)

Seguiremos promoviendo y difundiendo estos talleres para cubrir el hueco que hasta ahora ha venido habiendo en el taichi de Murcia. No hay excusa para no venir a comprobar si sabemos realmente manifestar esas energías de que tanto hablamos.

En esta misma web iré poniendo algunos eventos relacionados con este u otros aspectos del taijiquan interesantes de que tenga noticia por toda España. Las ocasiones son abundantes para quien las busca.

Foto del encuentro en Valencia de este 30 de enero, con Francisco Jiménez, Luciano Vida, Johan Duquet, Ignacio Sanz, Javier Arnanz, Marcelo Constantti... y un montón de gente encantadora.

Foto del encuentro en Valencia de este 30 de enero, con los grandes profes Francisco Jiménez, Luciano Vida, Johan Duquet, Ignacio Sanz, Javier Arnanz, Marcelo Constantti… y un montón de gente encantadora.

 

La lavadora loca o la risa en el tuishou

Mirando tonterías en youtube me encuentro con esto que comparto con vosotros:

Creo que hace gracia porque parece que está viva y además loca. Parece viva porque es un sistema combinado de unas fuerzas dentro de otras e influenciadas a su vez por otras… y hay un punto imprevisible de aleatoriedad en el ladrillo suelto, un elemento que se mueve libremente dentro de otro que gira sobre un eje… y esto dentro de una estructura rígida y todo ello sobre una base elástica. Todas esas son fuerzas que en taijiquan intentamos alinear apuntando a un punto concreto, fijando unas partes, rotando otras…

czh

Esto es lo que pasa cuando se enfoca la fuerza del empuje…

Cuando las fuerzas se dirigen a un sitio y a la vez se limitan otras salidas, salen concentradas, como estas olas que avanzan en cuña por la grieta hasta salir disparadas a muchos metros de altura.

La lavadora parece que está loca porque no controla, no apunta esas fuerzas hacia ninguna parte definida, por lo que chocan y se dispersan de cualquier manera. Sin una intención clara y una alineación correcta, por muy bonitas que hagamos las formas, somos tan estables como esa lavadora. Practicando con alguien que sabe, a todos se nos escapa una risita al sentir que estamos a merced de fuerzas que no hemos controlado aún.

Cuando el maestro te mueve -o quieres moverle y eres tú el que se mueve-, a veces es como ver un espectáculo de Tamariz: sabes que hay un truco pero no puedes ver cuál. Te sientes como una lavadora loca sobre una cama elástica. Y te tienes que reír. Hermosa forma de “competir”.

(Estamos formando grupo abierto para la práctica libre del tuishou en Murcia, no te cortes en contactar si te interesa, te aseguro que te divertirás y aprenderás cosas, practiques o no algún arte marcial)

Canto Armónico 2016

Por supuesto lo primero felicitaros a todos y agradeceros el interés. Seguimos por aquí cocinando proyectos e ideas, compartiendo eventos y conociendo gente estupenda, que ya sabéis quiénes sois.

Y sin más vueltas os presento el primer taller del año. Vuelve, por petición de los que se lo perdieron, la segunda edición del taller de canto meditativo, que ya introduje en aquella ocasión hablando sobre la voz y la meditación sin florituras ni promesas exageradas. A lo que dije ahí poco tengo que añadir, salvo una improvisada grabación que hice jugando a modo de muestra para quienes no tengan ni idea de la técnica vocal a que nos referimos. Digamos que canto dos notas, pero suenan más…


Cuento con vosotros para esta nueva cita el próximo día 16, aquí. Con todos, meditadores y cantores, aficionados y curiosos, amigos y futuros amigos.

Cartel Taller canto 2016

Tuishou con Manolo Mazón Diciembre 2015

El maestro Manolo Mazón vuelve a Murcia, para ofrecernos un seminario de fin de semana.

Cartel taller tuishou Manolo Nov 2015n

(Pincha en la imagen para verla más grande. El código QR remite a este post)

No hay excusa para no venir a probar si hay algo de interés o curiosidad por el taichi y su efectividad. Y en especial la del empuje de manos como entrenamiento, pues el viernes 11 tendremos un taller gratuito.

Será en el mismo sitio donde los viernes puedes venir a clases regulares, en La Flota (pincha aquí para ver plano– Evento en Facebook aquí).

Si tienes dudas sobre si asistir al seminario completo, quedarán despejadas. En cualquier caso queremos difundir el empuje de manos en sus diversas variantes por sí mismo y como entrenamiento imprescindible para la comprensión de los principios de que tanto hablamos en taichi chuan. La teoría y los vídeos ayudan, pero tocar a un maestro como Manolo no se puede explicar por escrito ni por vídeo…

IMG-20151121-WA0015En el seminario, sábado y domingo, iremos desgranando los diferentes movimientos que se hacen en el taichi chuan, más específicamente en el estilo yang, aunque lo aprendido se podrá extrapolar al estilo que cada uno practique.

Principios fundamentales y energías básicas (peng, lu, ji, an…), así como un uso real de los continuos cambios de yin a yang y al contrario. Haremos mucho trabajo en parejas que nos ayude a comprender los diferentes movimientos, a sentirlos y darles sentido, lo que redundará en la mejora de la práctica de la forma sea del estilo que sea. Para todos los niveles.

Se otorgará certificado de asistencia. Horario:
Sábado de 10.00h a 13.30h y de 16.00h a 19.00h
Domingo 10.00h a 13.30h
Lugar: Avenida Abenarabi, 4 (parque) Murcia. Ver plano pinchando aquí.

Precio: 80 €, número de cuenta IBAN ES48 2096 0205 8131 5098 2630  (para evitar gastos de comisión, avisar del ingreso)

Para más información y reservas puedes escribirme a mí o a Manuel Mazón a:
manolomazon@gmail.com ó Whatsapp 609 82 86 42
Realizar la reserva lo antes posible. ¡Plazas limitadas!

Enlace al evento de Facebook, aquí. ¡Comparte, gracias!

Poderes mágicos normales II: Viajar en el tiempo

(Ver “Poderes mágicos normales I: Lectura de pensamiento“)

espiral tiempo Viajar en el tiempo. Otro poder muy deseado y con el que se fantasea mucho en la ciencia-ficción. En el mundo real, este poder es de lo más normal, aunque como siempre con las limitaciones que tanto gusta de imponernos la naturaleza. Pero dentro de eso es fácil. De hecho no hay que hacer absolutamente nada.

Para cualquiera que se fije, resultará obvio que todos viajamos en el tiempo siempre, continuamente. Con el detalle de que sólo lo podemos hacer hacia adelante y poco a poco.

El futuro es algo que cada cual alcanza a un ritmo de sesenta minutos por hora, haga lo que haga
y sea quien sea.

(Clive Staples Lewis)

Como siempre, la inquietud viene de querer más, de nuestra insatisfacción. Pero quisiera fijarme ahora en otra cosa. Aparte de ese inconformismo tan humano que siempre nos lleva a buscar algo más, quizá se dé también cierto exceso de confianza en lo que seríamos capaces de hacer con ese plus de poderes si pudiéramos adquirirlos. Confianza infundada a todas luces, viendo qué es lo que hacemos realmente con los que ya tenemos.

Si no supiera tomar curvas como las toma, ni elegir presas, ya podría correr a 1000 mph...

Si no supiera tomar curvas como las toma, ni elegir presas, ya podría correr, ya…

En este caso cabe preguntarse: ¿Cómo no chocaríamos al ir más deprisa, si ya es muy difícil dejar de chocar contra todo a la velocidad a la que vamos? ¿No sería más cabal asegurarse de controlar semejante barco antes de aumentar la velocidad?

Un barco o no sé qué otro poderoso vehículo imaginar para la alegoría, dado que cada pequeña decisión de una vida puede producir cambios enormes e impredecibles al interaccionar con el entorno. Aprender a pilotar nuestra vida es un trabajo para todo el tiempo que esta haya de durar. Y antes de querer gestionar todas esas interacciones conviene simplemente observarlas, para apreciar la complejidad antes de echar a correr dando por supuesta una ruta que desaparecerá sin piedad conforme avancemos.

A medida que un organismo aumenta su complejidad, el ritmo de lucha y consumación en la relación con su medio tiene variaciones y prolongaciones, y llega a incluir dentro de sí una interminable variedad de subritmos. Los designios de la vida se amplían y se enriquecen, la satisfacción es más compacta y tiene matices más sutiles.

(John Dewey)

La opción habitual en la ciencia-ficción no es ir más deprisa, sino directamente saltarse intervalos y aparecer en otro momento. Eso -lo siento- tampoco se puede, además no sería “viajar” sino teletransportarse, así que prefiero centrarme en cómo manejar esta “velocidad” que nos viene dada.

Ese ver cómo se menea, camina, surfea uno el mundo conforme este bulle sin descanso, ese adaptarse al tiempo y formar parte de este con sus pulsos y sus racimos de eventos y sus aparentes vacíos, todo eso es ritmo. El ritmo es importante para andar, hablar y respirar. Para el sexo y para el trabajo. Para todo lo que tenga relación con el tiempo. En las artes marciales y en los deportes de contacto, hablamos de timing: hay que sentir el ritmo propio y el del oponente para seguirlo o romperlo según convenga.

ali timingAprender a pilotar no necesariamente debe de centrarse en la velocidad. Y menos en el caso del tiempo dado que podemos percibirlo diferente, pero no controlar el acelerador más que sintiéndonos parte de más y más eventos. Aun siendo deterministas nos queda el hueco de poder tomarnos ese pilotar como elegir hasta donde se pueda la parte que se habrá tenido en lo que está por suceder.

Apoyarse en cadencias (las rutinas de una disciplina, el respeto por los ciclos y curvas del entorno y nuestro propio mecanismo, los ritmos sociales…) es una habilidad que ahorra energía. Puedo tomar la decisión de subir en cada uno de los escalones (cosa agotadora que curiosamente hacemos cundo estamos cansados), o bien decidirlo y ponerme en marcha en el primero y subir los demás como un solo movimiento, aprovechando para cada escalón el impulso del anterior.

Puedo pensar y calcular para cada movimiento o sólo mecerme, y sustituir un afán imposible de control constante por concisos ajustes en medio de un no hacer. Como una nave espacial que sólo enciende un instante los motores para corregir trayectorias, pero avanza la mayor parte del tiempo dejándose llevar. O como nadamos a brazadas pero siempre sustentados por el agua.

Un exceso de confianza en esa inercia nos llevaría a estrellarnos, y un exceso de cálculos y decisiones a la parálisis o a la ansiedad, porque inevitablemente seremos incapaces de controlarlo todo.

En cualquier arte y en cualquier ciencia no debe ignorarse el ritmo.

(Miyamoto Musashi)

Pero no nos compliquemos. Desde un punto de vista más simple, es tan sencilla la cosa como escuchar. Sólo escuchar para bailar y cantar, porque hagamos lo que hagamos de una u otra forma todo es ritmo. De eso va el vídeo que os ofrezco.

Disfrutadlo, importante activar el audio.

 

Acción vs. ilusión (III de III)

(Leer parte Iparte II)
café mágicoEste post en tres partes empezaba marcando diferencias entre la manera de ver el mundo de aqui y la oriental, en especial desde el taoísmo más “terrenal”. Esto es importante si se quieren utilizar esas cosas sin malinterpretarlas a través de nuestro prisma occidental, si lo que buscamos es sacarles algo real en lugar de sólo darle un barniz a nuestras pretensiones superficiales de “espiritualidad”.

He acotado desde la negación, porque como decíamos, necesariamente definir algo implica dejar cosas fuera y otras dentro. Y nadie limpia las ventanas sin buscar activamente las manchas. Luego mira por ellas para ver el resultado y, si lo ha hecho bien, este debe ser el de no ver los cristales, sino a través. En fin, toca ser constructivo. Es decir, ¿para qué todo esto?…

Acabé diciendo ¡aquí es donde empieza la magia!”  Y bien, ¿por qué?

Porque cuando se miran estas diferentes formas de conocimiento sobre un asunto contruth view coherencia, no se genera una idea contradictoria para cada conveniencia, sino una sola amplia visión gracias a la multitud de referencias que se apoyan entre sí. Una visión siempre mejorable desde varios frentes de investigación, pero por eso mismo cada vez más amplia, más coherente y más certera.

A los enamorados de lo oriental como el Sr. Ye lo estaba de los dragones les invitaba a entender de forma coherente el taijitu. Un ejemplo maravilloso de lo acertada que puede ser la intuición del taoísmo más básico sería este, donde una vez más el gran Feynman nos echa una mano.

Otra cosa a favor del taoísmo es que no ataca la idea de libertad/autonomía porque no te quita nada tuyo.

Cuando ya entiendo realmente el proceso de elaborar cerveza del que hablábamos aquí, puedo trascender el método de ensayo y error, y hacerla a mi gusto o aprovechando los ingredientes a mi disposición. Esta trascendencia es algo muy nuestro como humanos, y hace peligrar la posición de los mercaderes de promesas espirituales, que por ello atacan cuanto pueden esta forma de conocimiento.

Que no te vendanDe modo análogo al de la cerveza, si sabes cómo funcionas tú, puedes hackear (en el correcto sentido de usar y compartir el conocimiento, la inteligencia y el ingenio para extender capacidades) tu desarrollo de forma autónoma, lo que viene a ser hacerte responsable. Y no es necesario conocer todos los mecanismos: simplemente yo sé que si no duermo luego tendré sueño. Sí me conviene comunicarme constantemente con personas que saben más que yo, cada uno de lo suyo. Por eso es autónomo, no independiente, y en justicia debes compartir tu logros, calibrándolos además al hacerlo.

De modo que sí, entender las necesarias reglas del juego. Surfearlas si quieres. Pero un surfero “monta” la ola, no deja de reconocer su grandeza, no se cree superior a ella. Y más le vale no subestimarla, porque perderá. Hay que surfear la realidad tal como es, cocinar con los ingredientes que tienes, no con los que desearías tener.cubo-de-rubik-en-2-pasos

“Resolver” el cubo de rubik desmontándolo, o cambiándole las pegatinas, vale solo si el objetivo es verlo acabado. ¿Pero sería ese el objetivo en ese caso?. Hay técnicas para resolver el cubo. Y son mas difíciles de aprender que lo de las pegatinas. Pero es lo que hay si quieres el beneficio. La “magia” siempre tiene su precio.

Hay que saber hacer caso a profesionales para hacer ciertas cosas bien, claro. Pero no es que mientras no vayas al psicólogo no estés teniendo vida psicológica, o que mientras no vayas al nutricionista no tengas dieta, o que no puedas cambiar una rueda sin llamar al servicio de atención en carretera. De una u otra forma, vives sin ellos la mayor parte del tiempo. Y si no es así, si para todo cuentas en todo momento con las instrucciones precisas de otra persona, tienes un problema.

No quiero ni necesito pues convencerte de que tomes el poder, de que decidas por ti mismo y todo eso. Sólo te digo que te guste o no, de una u otra forma, ya lo estás haciendo. Y aunque trabajes en equipo, tu parte de la tarea seguirá siendo tuya.

En la visión ecuánime del taoísmo práctico, como de la ciencia, se renuncia al orgullo de creerte más que el propio cosmos, a cambio puedes tener el gozo de reconocerte parte. Pero no es más dulce que el té solo: hay que aprender a sacarle el gusto.

Lo que hagas con eso, cómo te hagas responsable del uso de esas herramientas, te enfrenta a otra vuelta de tuerca.
Gildarts_starts_a_new_journey

Coordenadas

Si un día quedamos para tomar algo, necesitamos saber ciertas coordenadas. Un lugar en el espacio y el tiempo para coincidir. No basta con desear verse, hay una realidad a la que ajustarse.

truth view

Alguno habrá que diga que realmente es una pirámide solo porque él lo dice…

Quedamos en la calle X, pero la calle X es muy larga. Así que añadimos “a la salida de metro tal”. Otro diría “frente a la tienda cual”. O bien “donde se cruza con la calle Y”. Todas esas referencias son ciertas. Y todas juntas me dejan más tranquilo de que no me voy a confundir de sitio.

Además, necesitamos una hora. Tú puedes tener apuntado “en calle X con Y, a las 20h”, y yo “frente a metro Tal a las ocho de la tarde”, y no tendríamos problemas para coincidir, pese a parecer informaciones diferentes. No lo son en este caso, son solo formas diferentes de decir lo mismo.

Ahora bien, si no nos llegamos a ver, puede que tuviéramos datos diferentes, o que uno de los dos -o ambos- los hayamos interpretado mal. Da igual lo convencidos que estuviéramos: nos hemos equivocado y no hemos conseguido el objetivo. Estar convencido de estar en lo cierto no sirve de nada por sí mismo: de ser así no existirían los errores y siento deciros que existen.

Incluso es posible que ambos compartamos el mismo error y sí que nos encontremos, y nunca nos demos cuenta de que partíamos de un error. Hasta que invitemos un tercero, quizá, y le dejemos tirado al pobre, que no entenderá nada cuando le digamos que le estuvimos esperando…

Contrasta siempre las pruebas

Contrasta siempre las pruebas