Coordenadas

Si un día quedamos para tomar algo, necesitamos saber ciertas coordenadas. Un lugar en el espacio y el tiempo para coincidir. No basta con desear verse, hay una realidad a la que ajustarse.

truth view

Alguno habrá que diga que realmente es una pirámide solo porque él lo dice…

Quedamos en la calle X, pero la calle X es muy larga. Así que añadimos “a la salida de metro tal”. Otro diría “frente a la tienda cual”. O bien “donde se cruza con la calle Y”. Todas esas referencias son ciertas. Y todas juntas me dejan más tranquilo de que no me voy a confundir de sitio.

Además, necesitamos una hora. Tú puedes tener apuntado “en calle X con Y, a las 20h”, y yo “frente a metro Tal a las ocho de la tarde”, y no tendríamos problemas para coincidir, pese a parecer informaciones diferentes. No lo son en este caso, son solo formas diferentes de decir lo mismo.

Ahora bien, si no nos llegamos a ver, puede que tuviéramos datos diferentes, o que uno de los dos -o ambos- los hayamos interpretado mal. Da igual lo convencidos que estuviéramos: nos hemos equivocado y no hemos conseguido el objetivo. Estar convencido de estar en lo cierto no sirve de nada por sí mismo: de ser así no existirían los errores y siento deciros que existen.

Incluso es posible que ambos compartamos el mismo error y sí que nos encontremos, y nunca nos demos cuenta de que partíamos de un error. Hasta que invitemos un tercero, quizá, y le dejemos tirado al pobre, que no entenderá nada cuando le digamos que le estuvimos esperando…

Contrasta siempre las pruebas

Contrasta siempre las pruebas

 

El taichi es un regalo: forma y envoltorio

Hoy te propongo imaginar un poco. Por un momento eres un extraterrestre que viene a caer a la tierra por accidente, y un día, investigando para entender a los humanos, busca “regalo” en Google. Mira, mira, búscalo, o directamente pincha aquí. Te espero.
idee-cadeauBien, pues está clarísimo, ¿no? Es unánime, ya busques “regalo”, “cadeau”, “gift”, “Geschenk” o incluso en chino: un regalo es una caja con un lazo.

Pues bien, esa es la idea que se queda nuestro extraterrestre.

Investigando más, descubre luego que hay muchas variantes: uno puede hacerse experto en tipos de lazo o en papel de colores. Es “todo un mundo” -como el vino o como cualquier cosa.

reglo o noPero más tarde, como siempre que uno se fija un poco, descubre que hay más. Descubre que el valor del regalo es algo más de lo que fue su primera impresión, hay algo más, hay más niveles ahí. Un conocimiento más profundo le lleva a reparar en que es también algo simbólico que se hace entre particulares más o menos habitualmente, en afectuosos momentos conmemorativos. Así el regalo tiene también un significado más allá de lo material. Hay todo un constructo de correspondencia y reconocimiento entre personas, un protocolo, un ritual…

Con esto y otras consideraciones, empieza a estar seguro de que los intríngulis del asunto (simbólicos, sociales, antropológicos, etc) ya no eran un secreto para él. Después de todo, era muy inteligente y se fijaba mucho.

Cuando volvió a su planeta informó con detalle de todo lo que sabía sobre esas curiosas cajas con lazos, y así le alabaron como el perspicaz explorador que era, ya que les había llevado, sobre esta y otras materias, un conocimiento cierto de los asuntos humanos.

En su segundo viaje, subvencionado gracias a la fama adquirida, descubrió maravillado que se podían abrir... "¡Qué linda bolsa! -dijo- ¿Quién hubiera sospechado que en el fondo un regalo era una bolsita?"

En su segundo viaje, subvencionado gracias a la fama adquirida, descubrió maravillado que se podían abrir…
“¡Qué linda bolsa! -dijo- ¿Quién hubiera sospechado que en el fondo un regalo era una bolsita?”

 

Taller Práctico “La Sensibilidad en el Taichi”

Mientras se determinan grupos y horarios en centros diversos, arrancamos el curso abriendo boca con este taller, para aclarar las dudas de los indecisos y ampliar la mirada de los practicantes, así como proporcionar recursos a los docentes.

Veremos principalmente ejercicios prácticos y juegos de propiocepción y hápticos para interiorizar los principios.

Interesante tanto para introducirse y saber de qué va el taichi, así como para los ya iniciados de cualquier nivel.

Preguntad lo que creáis oportuno aquí mismo, y si queréis pasadlo a quien creáis que puede interesar, ¡gracias, os espero!

(Se ruega confirmación: por mail a miguel@magianormal.com o whatsapp al 666 628 759)
taller sensibilidadPara que lo podáis compartir a gusto si os gusta el Facebook:
https://www.facebook.com/events/1490388287950788/

Chikung con Manolo Mazón en Murcia

Previo al seminario de Taichi chuan de Zheng Manqing y a las vacaciones que propone para septiembre, tendremos una sesión abierta para quien desee aproximarse o aprender algo nuevo de la experiencia que nos trae este maestro.

Manolo QigongAquí pongo también el evento en facebook para que lo tengáis a mano.

Y ya sabéis que a mí me tenéis aquí siempre para dudas, clases de introducción (sobre todo si queréis asistir al seminario de taichi), etc.

¡Y pronto nuevos talleres, estad al tanto!
___________________________________________
Edición tras el taller…

Añado esto para saludar, felicitar y agradecer a los asistentes su participación. Es un placer ver cómo cada vez vamos poniendo en contacto a más personas interesadas en la práctica sensata, fundada y humilde de disciplinas que tienen muchos mitos alrededor pero también mucho que ofrecer.

Neófitos, curiosos, y alumnos de varias escuelas, ¡siempre bienvenidos todos!

Neófitos, curiosos, y alumnos de varias escuelas, ¡siempre bienvenidos todos!

Después del taller con Javier Randis

¿Salsa de soja en el chocolate? ¿Estamos locos?

¿Salsa de soja y vinagre en el chocolate? ¿Estamos locos?

Sí, señoras y señores, taller de comunicación y chocolate. Nos gustan las mezclas raras. O no tanto, y precisamente ese era el tema: observar y jugar con nuestras preconcepciones y patrones aprendidos, reconociéndolos como tales.

¿Qué hace raras a las cosas raras?
Damos por supuesto que el chocolate es dulce aun cuando sepamos que no lo es, nos gusta el orden de las comidas tal como lo aprendimos, al igual que las recetas, que son así como si siempre hubieran sido así… y siempre son los demás los equivocados.

Los prodigios más admirables, como el sol, que no hay nada que más brille, nos resultan grises de tan acostumbrados. El chocolate, los aromas, los sabores y sus significados posibles, ese lenguaje aprendido en la infancia, ese placer químico y evanescente, fue el prodigio cotidiano recuperado en este taller. Magia real, magia normal.

javier chocolate 1

“A ver cómo es eso, a ver…”

¿Qué es lo raro, quién es el raro? Nosotros somos raros.

Porque somos inusuales, porque nos gusta aprender de todo, porque nos gusta saltarnos las recetas y probar cosas nuevas.

Apuntando huevos y batiendo notas

Batiendo notas y tomando huevos

Porque nos gusta probarlas de verdad, no jugar a las cocinillas con barro. Yo me lo guiso y yo me lo como, aunque aceptando que nunca soy yo solo. Del mismo modo ocurre con la comunicación en un sentido amplio.

Casi sin darnos cuenta, absorbidas por el interesante caudal de historias de Javier, hablamos de la comunicación en general y de ahí al lenguaje, al símbolo, al lenguaje no verbal, gestual, etc… y a la propia comida. Gastronomía y ritos asociados como factor social, histórico, antropológico. Como resultado tecnológico de la resolución de problemas concretos.

Lo bueno que estuvo el coulant no sale en la foto...

Lo bueno que estuvo el coulant no sale en la foto…

Todo el lenguaje es un juego simbólico, y nos conocemos mucho mejor cuando sabemos diferenciar entre realidades simbólica y tangible. La energía -en sentido literal- que  calentó el horno, jugó con la materia que batimos con cariño y la transformó. La energía -en el sentido más lírico- que nos juntó allí a pasar tan buen rato aprendiendo casi sin darnos cuenta, la pusimos junto con vosotras y a buen seguro que en cada ocasión también nos transforma un poco.

Nadie mejor que Javier para juntar todas esas piezas y comernos la cabeza mientras nos enseña a hacer cosas comestibles. ¡Gracias y hasta la próxima!

hh

Después del retiro de julio…

El entorno y el ambiente invitaban a relajarse...

El entorno y el ambiente invitaban a relajarse…

Ya aterrizado y siempre agradecido, os muestro un breve repaso del estupendo fin de semana que pasamos jugando, comiendo, descansando, disfrutando y aprendiendo con las personas maravillosas que pudieron asistir.

Espero que en próximas ocasiones, todas las personas que me comunicaron el interés pero finalmente no pudieron venir, puedan, y que sepan desde ya que tendrán su sitio y que su asistencia sera valiosa.

Porque una de las cosas que destacaría es que todo el mundo tuvo su papel. Que nunca hubiera sido igual con una más o menos. Si no viniste, nunca sabremos cómo habría ido contigo. Nadie era intercambiable. Hubo encuentros, reencuentros, incluso algún encontronazo, pero de tal mezcla de caracteres doy la receta por muy buena.

meditación mañaneraEmpezamos las mañanas con un poco de meditación y silencio, mientras el pavo real y el gato se hacían reverencias de buenos días.

Luego, un poco de qigong: bases de respiración corporal, para estirarse desde un centro de intención respiratorio, los dantien, etc…

Echando raíces

Echando raíces

retiro empujeVimos algo sobre las bases del taijiquan y su estructura. Un poco de tui shou, para dar uso a las raíces adquiridas. Hablamos -quizá poco pero para eso está este blog- de la relación entre las emociones y el comportamiento corporal al ser empujadas y ceder o resistir.

En la casa se estaba bien, a pesar de la ola de calor que incluso allí arriba se hizo notar, pero de todas formas siempre estaba ahí la piscina, estrella de las instalaciones. O no tan estrella, porque todo era estupendo. Un recinto muy recomendable llevado por gente que vive el entorno.
retiro piños en piscina
Piscina limpia con agua del río. Lugar perfecto para la meditación guiada postsiesta y para ejercicios posturales y de taichi adaptados y acuáticos.

Contadme, ya hecha la digestión, qué os parecieron las nuevas sensaciones que aprendimos allí, y si las habéis recordado en la vida diaria.

Recordad que ciertos ejercicios y experiencias son para aprovechar y aprenderse la sensación, para saber qué se busca cuando se busca, y evitar caer así en el trabajo “imaginario”.

Recordad que siempre hay una fuerza opuesta a la obvia en todo lo que se mueve o cambia. Y que del mismo modo se han de buscar siempre los argumentos en contra de las ideas que nos gustan y hacer por entenderlos si queremos adquirir cierta visión de conjunto. Y recordad, como os dije, que somos maravillosas y somos lo peor. Somos seres humanos con todo lo que eso pueda traer.

retiro cena medit

Cena mediterránea, gracias María

¡Y qué decir de la comida! Las fotos me despiertan aún chispas en la memoria que solo las fotos sin el recuerdo no podrían sugerir.

También muchas conversaciones bajo demanda, sobre detalles del trabajo personal o sobre la aplicación de lo que vimos -que quien estuviera despistada puede preguntar ahora. Os aseguro que todo tenía su sentido.

Y conversaciones más privadas, y confesiones y cantos y muchos abrazos y ni uno forzado. Personas hermosas que me alegro de haber conectado por fin…

Nos quedamos con ganas de más, ¡y desde luego que habrá más!

retiro pera II

El postre final, el postre de los postres… Una pera muy bien acompañada para la despedida

 

Taller “Dulces para momentos amargos”

Interesante y divertido taller sobre comunicación y desarrollo personal con el chocolate como hilo conductor.

¡Última oportunidad este año, antes de que Javier se vuelva a ir del país! Si se llenan rápido las plazas pronto arreglamos otra fecha. Ahí pone otra cosa pero serán 40€. Confirmad cuanto antes y pasadlo a quien creáis que pueda interesar, ¡gracias!
Taller Dulce Javier