Por qué competir

Escribir es como respirar: hay que detenerse a inspirar y procesar de vez en cuando antes de acabar emitiendo lo mismo de forma compulsiva. Estos meses de parón lo han sido para este blog, pero han sido de mucha actividad para mí.

Estos meses he estado compitiendo un poco, para coger algo de experiencia en competiciones formales de tuishou, con árbitros cualificados y esas cosas. Primero, el II Open Internacional de Tuishou que organizaron estos amigos de Guadalajara y colaboradores, agrupando participantes de diez países. Me traje una estupenda experiencia, deberes para casa, nuevos compañeros, más tarea para casa y esta medallica, que no será lo importante per se pero sí que anima un poco.

Aquí un vídeo muy cuidado de los que hicieron con momentos del evento.

IMG-20160423-WA0006Y el 23 de abril, bronce en forma y plata en tuishou en el II Open de Valladolid, organizado por La Asociación Nacional de Kuoshu en colaboración con el C.D. Kundaly y otros.

Una vez más, nuevas experiencias, encuentros con viejos y nuevos amigos, y cosas para pensar y seguir trabajando. Y cómo no, algunas reflexiones sobre el asunto de la competición…

COOPERACIÓN Y COMPETENCIA

Contamos con ambos instintos complementarios, que determinan nuestra vida social de primates pelones. Juntos funcionan bastante bien cuando andan en equilibrio, signifique eso lo que signifique. El epítome de esta conjunción es el juego, donde todos los animales que jugamos medimos habilidades a la vez que las desarrollamos y además aprendemos, entrenamos y socializamos.

Por supuesto que también existen juegos puramente cooperativos en los que nadie ha de perder, como el mismo tuishou en su variante de entrenamiento de parejas, no en la variante deportivo/competitiva de que he hablado. Son cosas diferentes.OPEN I Exponerse a oponentes no alimenta el ego a no ser que uno no fuese derrotado nunca, y desde luego para nada es ese el caso. También hay que decir que no se pretende ver si uno es mejor que otro, sino que son las habilidades las que se miden.

La forma mas eficiente de alimentar ese ego sería rodearte de gente que te diera siempre la razón, no de personas que sepan más que tú y te pongan a prueba. Lo que buscamos son fallos para ir mejorando, no aprobación a toda costa con el único fin de sentirnos bien. Intentar conocerse no significa que todo lo que encontremos nos vaya a gustar. Habrá descubrimientos desagradables. Pero a todo lo que uno se encuentra en esa búsqueda interna se le puede encontrar un lugar en el propio puzzle y eso conviene si lo que se busca es visión de conjunto.

Pero si uno quiere creerse el mejor en algo, nada tan efectivo como huir de los que sepan más, y así es muy difícil aprender. El taoísmo como la ciencia, en cambio, parten de buscar una forma lo mas neutra posible de observación. Una competición reglada aporta lo que se llama revisión de pares.

La cooperación y la competencia no son cosas separadas sino complementarias. Cuando participamos en un deporte que sí sea competitivo, por competitivos que seamos nosotros también estamos colaborando, pues nos ponemos de acuerdo en unas reglas. Por eso un deporte de contacto nunca será lo mismo que una pelea real.

En cuanto al desarrollo personal, en las distintas variantes del tuishou se da una experiencia corporal directa de persona a persona muy enriquecedora. Cuando se compite, los dos han de poner su parte del agresor. Esto es mas evidente en artes orientadas a la pura defensa como el Taijiquan, donde cada técnica supone un ataque previo. Si ambos contrincantes estuvieran a la defensiva no se daría combate alguno, nos iríamos de cañas y listo. ¿Por que “combatir” entonces? ¿Por que enfrentarse a golpes, tirones, frustración y derrota?

Pues porque sin un conflicto siquiera simulado el humano se aburre, de modo que inventamos juegos. Hay multitud de variantes para elegir. El tuishou es uno estupendo en que con mínimo riesgo de lesión se pueden poner a prueba habilidades básicas y las herramientas de autocontrol adquiridas. Enfrentarse a la propia forma de gestionar el conflicto ayuda a conocerse, aporta un conocimiento útil para la vida en general.

Deja un comentario si lo deseas