Práctica y enseñanza del Taichi Chuan según Yang Jwing Ming

CÓMO CONVERTIRTE EN UN DIESTRO PRACTICANTE DE TAI CHI
(Extraído del libro “Taichi Chuan, Aplicaciones Marciales”, del Dr. Yang Jwing Ming)

yang-bw-bigUna vez que domines la teoría básica y las técnicas fundamentales habrás adquirido el nivel necesario para compartir y comentar tus conocimientos con los demás. Lo ideal sería que fueras capaz de enseñar a otros sin desviarte mucho del camino adecuado.

La mejor manera de iniciarse en la enseñanza es trabajar durante unos cuantos años como ayudante de un maestro experimentado. Bajo su dirección aprenderás a enseñar; pero, por encima de todo, tendrás que aprovechar su experiencia y sacar partido de los pequeños y numerosos detalles que contribuirán a enriquecer tus conocimientos.

Pasados unos años, deberás empezar a impartir tus propios cursos. La enseñanza es el mejor medio para llegar a convenirse en un experto en las artes marciales del Tai Chi. La docencia nos enseña a analizar, explicar y establecer un programa de entrenamiento. Algunos años como instructor te permitirán aportar algo nuevo y valioso al mundo del Tai Chi.

jingming-latigoLa transmisión del Tai Chi de generación en generación se debe a la apremiante necesidad de instruir. Un maestro gana respeto cuando comparte sus conocimientos con sus alumnos. La enseñanza y la investigación le brindan la amistad de los que comparten su interés y entusiasmo.

Si tienes el deseo y la intención de convertirte en un maestro del Tai Chi, hay varios puntos que deberás recordar siempre:


Conocer la historia

taijiquan-historiaLa historia es la experiencia. Si no conoces el pasado, te perderás en el futuro. El pasado estimula el espíritu y te permite conocer tus orígenes y tus raíces. Conocer la historia del Tai Chi es obligatorio para todo practicante que esté dispuesto a asumir la responsabilidad de mantener la larga tradición de este arte.

El deseo de conocer la historia del Tai Chi indica un entusiasmo y un interés que conducirán a un conocimiento exhaustivo. Cabe recordar que la historia es como un espejo: ayuda a conocerse a uno mismo. Muestra el camino adecuado hacia el futuro.


Conocer la teoría y los principios

Todo arte marcial dispone de su propia teoría y sus propios principios. El Tai Chi tiene los suyos, y si no los asumes, ya no practicas el Tai Chi Chuan.

Afortunadamente, estas teorías y principios han sido transmitidos a través de generaciones mediante la instrucción oral o documentos escritos. Para obtener el título de instructor de Tai Chi, deberás estudiar esos documentos y asimilarlos. Están recogidos, junto con algunos comentarios, en el libro Tai chi theory and Martial Power, de YMAA Publication Center.


Saber lo que haces

jwingming-applicationUna vez conozcas la historia y los principios, deberías plantearte las siguientes preguntas: ¿He practicado las aplicaciones marciales durante el tiempo necesario como para utilizarlas de manera natural? ¿Tengo un programa de entrenamiento adecuado para mí y para mis alumnos? ¿Cuál es mi grado de conocimiento de lo que practico? En resumen, ¿estoy cualificado para ser maestro de Tai Chi?

Si tus respuestas a dichas preguntas son negativas, la enseñanza no te dignificará, sino todo lo contrario. Si tus facultades son limitadas, debes trabajar hasta perfeccionarte y mejorar la calidad de tus enseñanzas. Sé humilde y sigue investigando y reflexionando. Practica y consulta a tus amigos practicantes de Tai Chi, participa en seminarios y conferencias y, sobre todo, relaciónate con los buenos conocedores del Tai Chi. Nunca tengas miedo a ser humilde e interesarte por las ideas y experiencia de otros. Cuando practiques, sigue indagando y nunca te des por satisfecho con lo ya conseguido. Mira hacia delante, no hacia atrás y un día cosecharás más que los demás. Entonces serás un maestro.


Saber lo que hacen otros instructores

libro-yang-jing-mingPara llegar a ser un verdadero experto debes conocerte a ti mismo y a los demás. Cuando comprendas otros estilos podrás comprender mejor el tuyo y evaluarlo más objetivamente. Podrás determinar su calidad y detectar sus limitaciones. Cada estilo tiene sus propias características, por lo que el hecho de subestimar un estilo distinto al tuyo sería síntoma de un conocimiento superficial. Por otra parte, si encontraras un estilo que, a primera vista, te pareciera mejor que el tuyo, no renuncies a este último. Eso representaría tirar por la borda todo el tiempo y el esfuerzo invertidos, y podría ocurrir que, tras haber trabajado mucho en este nuevo estilo, descubrieras que no hay nada bajo la brillante apariencia que te atrajo en un principio. Si crees tener un estilo y un grado de destreza superiores a los demás, deberás cuidarte de no olvidar la humildad, ya que lo contrario te llevaría a perder el entusiasmo por aprender.

Es probable que sepas de algún practicante de artes marciales que, con sólo diez años de estudio, afirme dominar cinco o incluso diez estilos. Puesto que normalmente se necesitan por lo menos diez años de práctica diaria para dominar un estilo, es probable que dicho practicante los haya estudiado de manera muy superficial. Piensa con detenimiento si realmente quieres dominar uno o dos estilos o si, por el contrario, prefieres aprender parcialmente diez estilos o más. Es mejor que te decantes por el estilo que mejor se adapte a tus cualidades y aprenderlo en profundidad. Si aprendes a la perfección todos los aspectos de un estilo, serás capaz de comprender a fondo otros distintos, que te permitirán incorporar elementos sustanciales al elegido por ti.


Conocer a tus alumnos

jwingming-slantedConocer a tus alumnos es tan importante como conocerte a ti mismo. Para ello, deberás plantearte las siguientes preguntas acerca de cada uno de ellos: ¿Qué motivos tiene para aprender el Tai Chi Chuan? ¿Puedo confiar en él? ¿Es lo suficientemente paciente y tenaz para conseguir sus metas? ¿Estaré perdiendo el tiempo al enseñarle? Cuando termine su aprendizaje conmigo, ¿seguirá estudiando otras fuentes? ¿Llegará a ser un buen maestro en el futuro? ¿Tiene sentido ético?

Antes de invertir tiempo y energía en cualquier alumno deberás cerciorarte de su capacidad y disposición. En primer lugar, el alumno debe mostrar interés, entusiasmo, respeto y lealtad. Luego debe demostrar mucha voluntad, paciencia, y tenacidad para seguir el entrenamiento, es decir, debe demostrar ser merecedor de tu confianza y de tu enseñanza. En la cultura marcial china hay un refrán que dice: «Un alumno buscará un buen maestro durante tres años, y un maestro pondrá a un alumno a prueba durante tres años». Hay otro que dice: «Un maestro prefiere tardar diez años en encontrar un alumno bueno y formal que permanecer tres años enseñando a diez alumnos informales». Si enseñas a un buen alumno, él a su vez transmitirá el arte de manera correcta. Podrás compartir tus conocimientos sin vacilar, e igualmente podrás investigar sobre ellos y comentarlos con él sin temor a que abuse de tu confianza. Algunos alumnos, una vez terminados sus estudios, se lanzan a criticar o incluso a burlarse del maestro en público, sin darse cuenta de que están traicionando a sus propias raíces. Por lo tanto, sé cuidadoso al escoger a los alumnos. Un alumno digno enseñará con honestidad y de manera correcta y leal; transmitirá el arte de forma adecuada, pero añadiendo algo de su propia, creatividad. Por el contrario, un alumno indigno dañará a la sociedad y repercutirá negativamente en el prestigio de las artes marciales.

jwingming-qinnaPara aprender bien las aplicaciones marciales de Tai Chi Chuan debes saber analizar las posturas. Cuando asimiles esto podrás aplicar los mismos principios y teorías a cualquier estilo. Esto es lo que llaman aprender a transformar una piedra en un trozo de oro en lugar de buscar directamente el oro. En eso estriba la diferencia entre un maestro y el practicante común de las artes marciales.

Cuando analizas una técnica debes tener en cuenta lo siguiente:

1. Percibir qué.
2. Saber cómo.
3. Entender por qué.
4. Prever cuándo.

Para llegar a dominar este arte deberás cumplir los siguientes requisitos:

1. Comenta tus ideas con tus compañeros y medita.
2. Practica empezando de forma lenta para luego adquirir velocidad.
3. Busca la manera de aplicarlo a tu propio estilo.
4. Continúa investigando y meditando el resto de tu vida.
5. Experimenta las técnicas que hayas estudiado y analizado.

También puede interesarte:
Formación federativa de Monitores de Taichi Chuan.

Horarios de clases de Taichi y Pilates en Murcia

Deja un comentario si lo deseas