Sobre la escucha

qigong-alcaynaEn chikung y en taichi, así como en cualquier ejercicio, es normal sentir líneas de tensión cuando estiramos, y es posible entrenar para sentir más y mejor. De este modo aprendemos sobre nuestro cuerpo y además las respuestas exageradas son menos alarmantes y más útiles, se aprende también de ellas cuando vienen.

Me he encontrado con personas que se ponían nerviosas al escuchar su corazón en un simple ejercicio de relajación, sin tener ningún problema. Era para ellas una redescubierta sensación. Algunos somos más introspectivos que otros y hemos tenido diferente costumbre de jugar con eso. Supongo que culturalmente también se puede invitar o desanimar a practicar esa observación.

Cuando uno está equilibradamente atento en “lo de dentro” y “lo de fuera” es natural que aparezca una noción de “comunión” con el entorno. Es parecido a cuando uno aprende a escuchar las dos líneas de una pieza para piano. Habitualmente la gente que no sabe de música se fija en la melodía principal o en el solista, y lo demás es de fondo.

En cuanto al trabajo cinestésico, las líneas sentirque forman las cadenas musculares necesitan sentirse en movimiento y con el mínimo proceso posible, de forma directa. El tacto y la propiocepción son más rápidos que la vista.

Si en las clases de taichi chuan siempre te limitas solo a seguir desde la vista los movimientos de otra persona simplemente haces algo que ya estabas haciendo: ver y repetir, y tu cuerpo te guiará por donde ya tiene costumbre o vicio de ir.

Cuando se empieza a entrenar con compañero sientes al otro a traves de tus propias presiones internas. Ha de hacerse como el que no quiere la cosa, wu wei. Pero el juego del tuishou no tendría sentido sin estar acostumbrado a sentirse uno mismo (chi kung, formas). Cuando esto se tiene empieza un trabajo más profundo para buscar un centro, el punto medio.

bosque

Puede interesarte:
Formación federativa de Monitores de Taichi Chuan.

Horarios de clases de Taichi y Pilates en Murcia

Deja un comentario si lo deseas