Paz interior

Alguien pregunta si el concepto de “paz interior” que tanto se escucha mencionar responde a un significado supersticioso o pseudocientífico. Y lo pregunta manifestando la sospecha de que esté ligado a la psicología positiva y misticismo new age. Como si eso dijera algo del concepto en sí más que de su uso.

Respuesta corta: A menudo. Pero no necesariamente. Y por eso estamos aquí: para que no se acaparen estas cosas. Valorar un concepto sólo por la idea que tenemos de quien lo usa (falacia ad hominem) no lleva a ninguna parte –más que a regalar a un grupo interesado el derecho a usar al gusto una expresión concreta.

El concepto de “paz interior”, como suele pasar, ha dado muchas vueltas. homer-devil-angel-shouldersPuede asociarse a equilibrio, estabilidad, armonía, felicidad, relajación… En definitiva ausencia de conflicto.

El concepto es real, y todos de alguna forma buscamos sentirnos bien con nosotros mismos y con el mundo. Para muchos la paz interior se da cuando lo que haces está de acuerdo con lo que quieres en la vida, etc. Desde este punto de vista es algo más práctico y cotidiano que esotérico. Y no olvidemos que “misticismo” o “espiritualidad” no son equivalentes a “espiritualidad o misticismo newager” (que vendría a ser la superstición de toda la vida en su variante posmoderna).

Paz interior se relaciona con budismo e hinduismo porque estos llegaron antes que la psicología, quiera esta rescatar el concepto como quiera. Luego en nuestro contexto no se hace necesario un significado “espiritual”.

La paz interior es el término que, en definitiva, venimos usando para un “estar a gustico” más firme y estable que el proporcionado por una satisfacción o estimulación momentánea. Estar eufórico no necesariamente es estar en paz y nadie confunde tampoco “siento paz interior” con “esta mañana no me apetece invadir Polonia“.

Como en otros casos, ideas desarrolladas a ojo en contextos culturales precientíficos dan pie posteriormente a teorías a menudo mejor afinadas pero basadas en la misma intuición y aprovechando la tecnología anterior de base.

La confusión entre apetencia y necesidad, rica fuente de conflicto interno

La confusión entre apetencia y necesidad, rica fuente de conflicto interno

“Paz interior o paz en la mente o Shanti se refiere al hecho de estar mental o espiritualmente en paz, con suficiente conocimiento y comprensión como para mantenerse, uno mismo, fuerte, frente a la ansiedad o el desequilibrio emocional.
(del artículo de la Wikipedia). Simplemente ahora decimos “psicológico” o “emocional” en lugar de espiritual, dejando de apelar a otro mundo para explicar nuestras cosas. Y creo que el paso no ha sido la asunción de la mente como realidad “terrenal” indiscutible, puesto que ya se conocía, solo que se ha visto ampliada al incluir asuntos (principalmente las emociones) que antes tendían a verse separadas. La intuición y la razón se consideran hoy elementos de la mente, pero antes la parte intuitiva y emocional, la más subjetiva y escurridiza, era el dominio de las religiones organizadas y de la superstición en general.

Este gatito se sentirá bien un rato, pero tendrá serios problemas  cuando salga a cazar

Este gatito se sentirá bien un rato, pero tendrá serios problemas cuando salga a cazar

El engaño que teme el amigo que hizo la pregunta del principio no está en el concepto o la existencia o no de ese estado, sino en los métodos que se nos vendan para alcanzarlo. Prometer un camino fácil hacia algo que todos queremos y que no es fácil conseguir (paz interior, felicidad, salud…) se sabe de siempre que es un buen negocio. Pero en esa facilidad se huele la trampa: los sistemas tradicionales no suelen ser fáciles ni prometen tal cosa aunque a veces busquen la sencillez. Los productos modernos de la espiritualidad mercantilizada se reconocen porque lo que realmente ofrecen es evitarse el trabajo a cambio de un pago, de modo que conviene desconfiar siempre que se nos prometa un éxito basado en un poder externo que nos exima de responsabilidad y esfuerzo propio.

Otra pista es que esos estados de paz interior se asocien a una completa separación de la realidad física. En estos casos, cuando te venden un estado de paz interior, lo que te venden realmente es un estado de evasión, y un estado de desconexión… de lo que pasa con tu bolsillo. Obsérvese por ejemplo la diferencia entre meditación de atención plena (zen, vipassana, mindfulness…) y la simple visualización de lugares agradables etc. Hablaremos pronto de esa evasión.

En el instituto, en cursos de técnicas de estudio, hablábamos de la atención como puede hablarse en según qué grupos de meditación y no había suspicacia ni peligro alguno. Dejar de sufrir una disonancia cognitiva, como podrían decir tanto un psicólogo como Krishanmurti, podría ser un logro hacia la paz interior. Y eso pasa por ser crítico, ecuánime y coherente.

razon emocion etc