Acción vs. ilusión (III de III)

(Leer parte Iparte II)
café mágicoEste post en tres partes empezaba marcando diferencias entre la manera de ver el mundo de aqui y la oriental, en especial desde el taoísmo más “terrenal”. Esto es importante si se quieren utilizar esas cosas sin malinterpretarlas a través de nuestro prisma occidental, si lo que buscamos es sacarles algo real en lugar de sólo darle un barniz a nuestras pretensiones superficiales de “espiritualidad”.

He acotado desde la negación, porque como decíamos, necesariamente definir algo implica dejar cosas fuera y otras dentro. Y nadie limpia las ventanas sin buscar activamente las manchas. Luego mira por ellas para ver el resultado y, si lo ha hecho bien, este debe ser el de no ver los cristales, sino a través. En fin, toca ser constructivo. Es decir, ¿para qué todo esto?…

Acabé diciendo ¡aquí es donde empieza la magia!”  Y bien, ¿por qué?

Porque cuando se miran estas diferentes formas de conocimiento sobre un asunto contruth view coherencia, no se genera una idea contradictoria para cada conveniencia, sino una sola amplia visión gracias a la multitud de referencias que se apoyan entre sí. Una visión siempre mejorable desde varios frentes de investigación, pero por eso mismo cada vez más amplia, más coherente y más certera.

A los enamorados de lo oriental como el Sr. Ye lo estaba de los dragones les invitaba a entender de forma coherente el taijitu. Un ejemplo maravilloso de lo acertada que puede ser la intuición del taoísmo más básico sería este, donde una vez más el gran Feynman nos echa una mano.

Otra cosa a favor del taoísmo es que no ataca la idea de libertad/autonomía porque no te quita nada tuyo.

Cuando ya entiendo realmente el proceso de elaborar cerveza del que hablábamos aquí, puedo trascender el método de ensayo y error, y hacerla a mi gusto o aprovechando los ingredientes a mi disposición. Esta trascendencia es algo muy nuestro como humanos, y hace peligrar la posición de los mercaderes de promesas espirituales, que por ello atacan cuanto pueden esta forma de conocimiento.

Que no te vendanDe modo análogo al de la cerveza, si sabes cómo funcionas tú, puedes hackear (en el correcto sentido de usar y compartir el conocimiento, la inteligencia y el ingenio para extender capacidades) tu desarrollo de forma autónoma, lo que viene a ser hacerte responsable. Y no es necesario conocer todos los mecanismos: simplemente yo sé que si no duermo luego tendré sueño. Sí me conviene comunicarme constantemente con personas que saben más que yo, cada uno de lo suyo. Por eso es autónomo, no independiente, y en justicia debes compartir tu logros, calibrándolos además al hacerlo.

De modo que sí, entender las necesarias reglas del juego. Surfearlas si quieres. Pero un surfero “monta” la ola, no deja de reconocer su grandeza, no se cree superior a ella. Y más le vale no subestimarla, porque perderá. Hay que surfear la realidad tal como es, cocinar con los ingredientes que tienes, no con los que desearías tener.cubo-de-rubik-en-2-pasos

“Resolver” el cubo de rubik desmontándolo, o cambiándole las pegatinas, vale solo si el objetivo es verlo acabado. ¿Pero sería ese el objetivo en ese caso?. Hay técnicas para resolver el cubo. Y son mas difíciles de aprender que lo de las pegatinas. Pero es lo que hay si quieres el beneficio. La “magia” siempre tiene su precio.

Hay que saber hacer caso a profesionales para hacer ciertas cosas bien, claro. Pero no es que mientras no vayas al psicólogo no estés teniendo vida psicológica, o que mientras no vayas al nutricionista no tengas dieta, o que no puedas cambiar una rueda sin llamar al servicio de atención en carretera. De una u otra forma, vives sin ellos la mayor parte del tiempo. Y si no es así, si para todo cuentas en todo momento con las instrucciones precisas de otra persona, tienes un problema.

No quiero ni necesito pues convencerte de que tomes el poder, de que decidas por ti mismo y todo eso. Sólo te digo que te guste o no, de una u otra forma, ya lo estás haciendo. Y aunque trabajes en equipo, tu parte de la tarea seguirá siendo tuya.

En la visión ecuánime del taoísmo práctico, como de la ciencia, se renuncia al orgullo de creerte más que el propio cosmos, a cambio puedes tener el gozo de reconocerte parte. Pero no es más dulce que el té solo: hay que aprender a sacarle el gusto.

Lo que hagas con eso, cómo te hagas responsable del uso de esas herramientas, te enfrenta a otra vuelta de tuerca.
Gildarts_starts_a_new_journey

Cuatro errores comunes en el empuje de manos

Hasta que no se practica el empuje de manos se puede creer que principios como “ceder ante la fuerza” o “lo blando vence a lo duro” son principios filosóficos a los que adherirse pero sin entender su aplicación práctica. Al no entender su aplicación no se puede avanzar en dichos principios. Los tui shou son la práctica a través de la que podemos entender la complementariedad de yin y yang, la existencia del uno dentro del otro y su transformación a partir del movimiento, el Tai Chi.

El fundamento de los ocho métodos son las habilidades Zhan (conectar), Nian (mantener), Lian (enlazar) y Sui (seguir) […]

La aplicación de los ocho métodos requiere las capacidades de Ting (escuchar), Hua (disolver), Yin (amagar), Na (sostener), and Fa (emitir) […]

Los principales defectos son Pian (unilateralidad) Kang (fuerza sin control) Diu (pérdida de contacto) Ding (resistencia)

(extraído de www.taijiquan.info)

Lo que desde fuera se suele conocer, y con frecuencia confundir con taichi chuan en sí, son las formas. La forma, además de su función de acondicionamiento físico y trabajo meditativo, viene a ser el “palacio de la memoria” en el que almacenamos entre otras cosas todos los “trucos” que aparecen espontáneamente en el tuishou o “empuje de manos”.

Brain_neuroplasticity_after_practiceLos patrones y métodos de empuje de manos son juegos con reglas limitadas porque tiene que ser así (además de que por definición un juego ha de tener reglas). Imagina que empiezas a aprender mecanografía, y te mandan llenar varios folios con “asdf asdf asdf…”. Has de repetirlo mil veces hasta que te sale con cierta soltura y sin errores, esto es así. Pero como es desagradable y te parece lento, haces una serie con dos dedos y vas a la copistería. Ya tienes mil y las que hagan falta. Pero no aprenderás mecanografía, que era el objetivo. El fin del ejercicio no es tener escrito en letra de molde un chorro de letras sin significado.

O piensa en cuando tu hijo te dice “¿para qué quiero aprender a multiplicar si hay calculadoras?”. Puedo poner muchos ejemplos, pero creo que con estos se entiende lo que quiero decir.
PRACTICE-REPEAT-poster-750x485_1024x1024
En taichi chuan, si practico un ejercicio por parejas para trabajar un enraizamiento que depende de estar bien colocado, un tirón o un empujón que me haga perder la postura no interesa aunque mueva al compañero. Eso sería una “falsa victoria”. Recordemos que el objetivo no es “ganar” sino aprender y que hay que aprender a “invertir en pérdidas“.

En fin, no quiero aquí hablar de los defectos clásicos de la cita de arriba, sino solo referirme de forma coloquial y general a la actitud necesaria a la hora de acometer el trabajo de empuje de manos, inspirado por las cosicas que pasan y ayudado por este artículo, que parafraseo con permiso del autor, quien dice (lo que sigue hasta el final es suyo):

Justin-Landers1-150x150– El problema es que muchos de nosotros al entrenar empuje de manos nos encontramos enfocados en cosas equivocadas, lo que lleva a malos hábitos de entrenamiento que pueden atrofiar nuestro crecimiento a lo largo del camino desde las secuencias a pie fijo hasta el sparring de taiji. Para desarrollar verdadera habilidad en este entrenamiento debemos medir las técnicas que usamos hoy, en referencia al uso que les daremos en el paso siguiente. Algunos de los errores más comunes que veo tanto en principiantes como en estudiantes avanzados son:

Usar técnicas no comunes al empuje de manos

Un ejemplo de descortesía si se hace a un compañero sin avisar

Un ejemplo de descortesía si se hace a un compañero sin avisar

¿Alguna vez has estado practicando tuishou y de repente el compañero te ha venido por las buenas a hacer un bloqueo de articulación doloroso o directamente ha intentado un jab a los ojos o un golpe a la garganta? A mí sí. Como principiante en el tuishou, yo no tenía ni idea de cómo contrarrestar esos ataques. Cuando me quejaba al compañero de que ese no era en ese momento el punto del entrenamiento, su respuesta era “estás aprendiendo defensa personal, y estas son las cosas que la gente te va a hacer en la calle”.El problema con esto es que en el resto de la sesión de tuishou, el agresor alimentaba su ego mientras yo manoteaba inútilmente, porque él estaba entrenando sparring a pie fijo mientras yo intentaba practicar tuishou a pie fijo. El tuishou se entrena entre compañeros. Esto significa que deberías entrenar con tu amigo para que ambos vayáis subiendo de nivel. Si machacas a tu compañero puede que te haga sentir bien a corto plazo, pero eso te convierte en un mal compañero. Pronto nadie querrá trabajar contigo.

Apoyarse en la velocidad, en lugar de la habilidad, para salir de un atasco


Kung_fu_fastfood
He perdido la cuenta de los cientos de veces que he visto esto. Voy a entrenar con un compañero y empezamos despacio, empujando y neutralizando hasta que de repente mi compañero se ve en una mala posición. Está por caerse, pero acelera de pronto rechazando un ataque que de otro modo le hubiera vencido.Esto funciona muy bien si entrenas despacio, pero qué pasa cuando ya vas deprisa y te encuentras en el mismo atasco? Una vez vas todo lo rápido que puedes ir, no puedes ir más deprisa, ¿y entonces qué? Normalmente caerás, y es mucho más difícil deshacer un mal hábito cuando y has llegado al nivel de practicar rápido. Así que mi consejo es, si ves que vas a salir despedido… deja que ocurra. Quizá no te guste, pero aprenderás de ello.

Usar una técnica que sólo funciona en un tipo de ejercicio de tuishou

En el tuishou estacionario (a pie fijo) intermedio y avanzado, a menudo veo estudiantes que al ser sacados lanzan todo el peso hacia el oponente al caer. Este movimiento inesperado desequilibra al compañero al tiempo que les ayuda a recuperar la postura.

Es una estupenda técnica para evitar caerse, pero sólo funciona en el empuje a pie fijo. En el momento en que añades pasos a la mezcla e intentas esa técnica, probablemente te verás de morros contra el suelo. Una vez más: si te vas a caer, revisa tu ego y permítete caer. Depender de esta u otras técnicas similares para salir de problemas sólo desarrolla un mal hábito con el que te las tendrás que ver cuando avances al tui shou con pasos.

Entrenar pensando solo en la competición

A veces te ves entrenando con un compañero que es mucho mejor que tú. No es divertido —y ayuda bien poco a tu entrenamiento— cuando esa persona te tira repetidamente sólo porque puede.

En el “pankration” estaba prohibido meter los dedos en los ojos, la boca o la nariz. Y creo que nada más.

Practicar en clase es diferente a entrenar para la competición (o estar directamente haciendo tuishou en una competición). Una vez más: sois compañeros. Tirar a alguien puede sentirse como un logro, pero no es bueno ni se aprende nada de ello. No ayudas a un compañero novato si tomas ventaja de cada hueco que te deja. A veces es más útil en el entrenamiento dejarle acercarse y pasar tus defensas, poniendo a prueba la habilidad mutua para salir de una situación precaria.Es diferente si entrenas para competición. En ese punto, no le vas a dejar entrar y aprovecharás cualquier oportunidad, pero tu compañero debe saber si en la sesión que vais a empezar es esto lo que tienes en mente. Eso es necesario para que ambos saquéis provecho de la sesión.

Jou, Tsung Hwa (1917-1998), más chulo que un ocho, sí señor.

Jou, Tsung Hwa (1917-1998), hecho un pincel, sí señor.

En este tipo de entrenamiento, puedes fácilmente ver cómo el ego entra en juego en cada ocasión. En todo caso es una trampa que llevará a malos hábitos. Ser bueno en empuje de manos no es la habilidad de lanzar a empujones a alguien cuando quieras. ¡Es la habilidad de evitar caer tú! La única manera de llegar ahí, sin embargo, es siendo empujado muchas veces.

Al famoso maestro Jou Tsung Hwa una vez le preguntaron cómo había logrado ser tan bueno en tuishou. Su respuesta fue: “me caí un montón”.

(Extraído del original: “Four Common Pushing Hands Training Mistakes”
Posted on slantedflying.com by )

Sobre el Ejercicio y la Moda

Como decía antes, se hace negocio a menudo vendiendo nuevos inventos que ni son inventos ni son nuevos. Nos venden un problema, como mal necesario en el mejor de los casos, y luego nos venden la solución.

No hablaré ahora de los cacharros de teletienda ni de otros productos cosméticos o nutricionales milagrosos -y de repente imprescindibles-, sino de lo que pasa ahora, tras el verano, como pasa en primavera con el cuento de la operación bikini.

Veo correr a la gente y me escuece el alma. Veo a chicas que no han corrido jamás haciéndolo por el asfalto, costosa pero inadecuadamente vestidas, sacando los pies hacia afuera y rompiéndose los meniscos, señores que siguen creyendo que forrarse en plástico es bueno o tiene algún sentido, valientes a las cuatro de la tarde botando penosamente mientras luchan por respirar.homer running Gente que a menudo ya se gasta una cantidad en una matrícula anual para un gimnasio al que irán esos dos meses (principio de curso, principio de año tras la navidad, rollo bikini y ya), donde tienen superdetodo de la muerte y puedes meterte a las clases que quieras, sin información adecuada ni asesoramiento, ni plan, ni monitores dedicados a los que se deje trabajar o se pague bien, en grupos inconstantes y masificados. No se me entienda que me meto con los gimnasios en general: todo puede hacerse bien y quien se sienta aludido que reflexione si le apetece.

“Es que hay crisis, y como sale más barato…”, me dicen algunos. Pues yo lo plantearía de otra forma: aprender es lo que sale más barato. Y si no consigues más que el cosmético y ya habitual “evadirse un rato” (del que hablaremos pronto) o un inconcreto “sentirse bien”, simplemente te han vendido una droga mediocre, adulterada y cara. La autonomía y una verdadera “educación física” (no lo que nos enseñaron en el cole, no las reglas del bádminton, con perdón del bádminton) son baratas: la información circula libre hoy en día, aunque perdida entre una nube masificada de falacias y tópicos obsoletos y negocios de diversa índole.

Ese sistema es rentable para alguien, como siempre pasa, en un esquema que reproducimos por habitual y aprendido, pero cuya apariencia de consistencia se desmorona en cuanto uno lo analiza crítica y honestamente.

Bien, señor negativo, ¿qué ofrece usted pues? Además de jugar, aprovechar trayectos, bici y perro si lo hubiere. Si no somos de ir solos, hacerlo algo social, quedar con gente. Aunque no nos olvidemos de ese mágico momento solitario… Ampliar rangos y escalas; usar lo pequeño, entrenando y jugando con lo cotidiano, que siempre está a mano, como lo de usar la mano no dominante para pequeñas tareas o aprovechar la limpieza. En definitiva, eliminar la frontera entre lo que es “deporte” y todo lo demás. Y si salís a correr por vuestra cuenta, o lo que sea que os apetezca hacer, observad y escuchar a vuestro cuerpo, y tened en cuenta que cualquier ejercicio puede ser practicado correcta o incorrectamente, y ser maravilloso o lesivo.

domadorUn entrenador personal no tiene por qué ser ese mastuerzo ridículo que hemos visto en la tele, que parece limitarse a gritar “¡¡VAMOS, MIERDECILLA, DIEZ MÁS, SIENTE EL DOLORRR!!”, ni un payaso con un polo que te enseña a jugar a pádel en exclusiva y por un dineral en un club de campo (con perdón también de los payasos).

Desde luego que puedes usar ese compromiso que impone un trato, pues te llamaré y te pediré cuentas, y te haré un seguimiento y te iré diciendo que viene después según tus objetivos. Y no estoy solo, pues por muchos consejos que pueda dar sobre temas afines, será útil y a veces necesario un repaso completo y profesional de dieta, control de lesiones, quizá un psicólogo, etc. Para esos colaboradores también es buena manera de trabajar, porque saben que ayudando a mis clientes además de ganarlos como clientes propios, verán su trabajo apoyado, complementado, y nunca caído en saco roto.

HowToRun

Quisiera animar a cualquiera que no desee o pueda trabajar conmigo, pero que comparta no obstante este enfoque o se sienta curioso o animado por él, a escarbar, desbrozar, estudiar, leer mucho, practicar, comparar, consultar y equivocarse más de una vez, durante un par de años o de lustros, y listo. Si os parece un poco demasiado y ya tenéis otra vida y otro oficio, tal vez os baste con acordaros de moveros y respirar, y usar las escaleras. Pero aquí me tenéis, y en todas partes debería haber otro freak del asunto como yo, si os queréis remangar y hacer cambios… ¡estaremos encantados de ayudar!